Subvenciones concedidas

Con carácter general, y de acuerdo con la Norma Foral 11/2016, de 19 de octubre, de Subvenciones del Territorio Histórico de Álava, se entiende por subvención toda disposición de dinero realizada por las Administraciones Públicas, a favor de personas públicas o privadas, y que cumpla los siguientes requisitos:

  1. Que la entrega se realice sin contraprestación directa de las personas beneficiarias.
  2. Que la entrega esté sujeta al cumplimiento de un determinado objetivo, la ejecución de un proyecto, la realización de una actividad, la adopción de un comportamiento singular, ya realizados o por desarrollar, o la concurrencia de una situación, debiendo la persona beneficiaria cumplir las obligaciones materiales y formales que se hubieran establecido.
  3. Que el proyecto, la acción, conducta o situación financiada tenga por objeto el fomento de una actividad de utilidad pública o interés social o de promoción de una finalidad pública.

¿Cómo se conceden las subvenciones?

Concurrencia competitiva

El procedimiento ordinario de concesión de subvenciones es la concurrencia competitiva: se conceden en base a un procedimiento en el que se comparan las solicitudes presentadas de acuerdo con los criterios de valoración previamente fijados en las bases reguladoras y en la convocatoria de la subvención (artículo 20.1 NFSTH).

La concesión se realiza, dentro del límite fijado en la convocatoria, a aquellas solicitudes que hubieran obtenido mayor valoración en aplicación de los criterios de las bases reguladoras.

El término "ayudas públicas" se entiende en la norma foral como sinónimo de "subvenciones".

Subvenciones directas

El procedimiento de otorgamiento de subvenciones por concesión directa es excepcional y sólo pueden concederse de este modo las siguientes subvenciones:

  • Aquellas que estén previstas nominativamente en los Presupuestos.
  • Aquellas cuyo otorgamiento o cuantía venga impuesto por una norma de rango legal si ésta establece este tipo de procedimiento de concesión.
  • Con carácter excepcional, aquellas otras subvenciones en que se acrediten razones de interés público, social, económico o humanitario, u otras debidamente justificadas que dificulten su convocatoria pública.